Belleza

 

He aquí como conseguir lo que necesitas de tus productos favoritos cuando surge algún problema con ellos.

Maquillaje derretido

Cuando tu lápiz de labio, tu sombra de ojos y tus delineadores empiezan a ablandarse y a derretirse en tu cartera, dales forma nuevamente con tus dedos y luego ponlos en la nevera toda la noche.

Esmalte de uñas con grumos

Echa una gota de acetona en el frasco y agítalo bien.

Misión Imposible

¿La tapa del frasco del esmalte de uñas se pega al frasco? Pon un poco de vaselina alrededor antes de cerrarlo la próxima vez y podrás abrirlo con más facilidad.

Alerta anaranjada

Si tu maquillaje te hace ver anaranjada, significa una de dos cosas, la primera es que el color no es correcto para tu tez y necesitas un tono con un poco mas de rosado, la segunda es que la base puede estar vieja u oxidada lo que causa que se decolore. Bótala, ya no sirve.

Varita de rimel con costras

Si tu rimel esta lleno de pequeños pedacitos del liquido endurecido, toma un poco de vaselina, aplícalo al cepillo del rimel con el dedo limpio, y quítale los pedacitos con un trapo limpio. Hagas lo que hagas no laves el cepillito con agua y jabón. El jabón puede irritar tus ojos y el agua puede introducir bacterias en tu rimel.

Color perdido

Si pierdes un pedazo grande de color cada vez que le sacas punta a tu delineador de labios, pon el lápiz en el congelador por cinco o diez minutos antes de sacarle punta. Se endurecerá lo suficiente para que no se le quede tanto color atascado en el sacapuntas.

Deja un comentario